• Seguridad Informática

Cómo refrigerar los dispositivos y por qué es importante para el almacenamiento de datos

Los sistemas de refrigeración están presentes en muchísimos aspectos de la vida. Para que los aparatos puedan funcionar correctamente, una gran mayoría, necesitan ser refrigerados.

De esto no se escapan los dispositivos de almacenamiento de datos, que requieren contar con un rango de temperatura óptima para que este componente no presente fallas. 

Refrigeración de dispositivos

Cuando un dispositivo electrónico está en funcionamiento se requiere electricidad, lo que hace que se genere calor.

En el caso que los dispositivos no reciban una refrigeración ideal, se pueden tener problemas en el desempeño y daños de los componentes internos, y esto hace que se provoquen que dichos dispositivos dejen de funcionar, por lo que no se podría acceder a los datos. 

En lo que respecta a la tecnología de almacenamiento de datos, hay diferentes formas en las que se refrigeran los dispositivos para que puedan seguir funcionando en la temperatura óptima.

La manera más tradicional es por medio de un ventilador que se encontraría instalado en el dispositivo, que logra generar un flujo de aire y de esta forma se refrigeran los componentes durante la operación.

Estos ventiladores son poco costosos y pequeños, es por eso que se encuentran en muchos de los dispositivos cotidianos como, por ejemplo, los portátiles, las computadoras y las consolas de juego. Es posible que, en cierto punto, se escuche cuando comienzan a funcionar, eso pasa cuando se tiene un tiempo encendido.

Gran parte de los dispositivos igualmente usan lo que se conoce como disipador de calor, esta es principalmente una pieza de metal adosada al componente de la computadora que tiene aumentos de temperatura, como lo sería la tarjeta gráfica o el procesador.

El metal va a trasladar al calor hacia una parte de mayor superficie, donde se extrae después por el ventilador, por medio de un conducto de aire. 

Refrigeración por líquido

Los sistemas de refrigeración por frío resultan más eficientes de lo que es la refrigeración por aire. Este cuenta con el mismo principio que hay en los vehículos: el líquido pasaría por un componente para que se pueda reducir la temperatura, extrayendo el calor.

En este caso se dice líquido, porque no se hace referencia al agua. En este caso se usa nitrógeno o helio líquido, pero aunque el costo y los riesgos que se vinculan con el almacenamiento y el mantenimiento de estos sistemas hacen que sea excesivo para gran parte de las aplicaciones de computación.

Puede que se piense que los líquidos y la electricidad no se llevan muy bien. Sí, siempre hay una posibilidad de que algo salga mal, se rompa un componente y se provoque un daño en el hardware debido al líquido que se usa para la refrigeración. 

Sin embargo, cuando todo se hace en su forma correcta, es posible usar la refrigeración por líquido en distintas situaciones, principalmente en sistema de alta gama, como lo serían las computadoras para juegos de requerimientos altos, computadores centrales, centros de datos, en los que se requiere de procesamiento extra.

Que los equipos puedan permanecer refrigerados, sea cual sea la opción de refrigeración que le corresponde, es esencial para que los sistemas de almacenamiento de datos puedan tener un funcionamiento óptimo.

Otros artículos