Se le conoce por distintos nombres, desde el USB, pendrive, memoria flash USB, entre otros. Este dispositivo no es nada nuevo, de hecho tiene 20 años en el mercado, pero cada vez que se usa algunos usuarios pueden preguntarse si realmente es necesario extraer el USB de forma segura, y qué beneficios tiene hacerlo de esa forma. 

Una unidad USB funciona cuando esta se conecta, al hacerlo envía un comando para que se haga una solicitud de lectura.

Gran parte de las computadoras cuentan con puertos USB integrados que hacen la detección de la unidad insertada, de la misma forma instala los controles necesarios para la lectura. Cuando el sistema operativo identificó la conexión, los usuarios son capaces de almacenar y recuperar datos.

Ahora, ante la pregunta ¿Qué beneficio tiene la extracción del USB de forma segura? Tenemos que decir que hacerlo de esa forma hace posible que se garantice lo siguiente:

  • Las escrituras activas son transferidas al dispositivo.
  • Todos los programas son capaces de recibir notificaciones en donde se les indica que la unidad será extraída. 
  • Se genera una alerta al usuario en caso de que un programa no haya sido actualizado, esto pasa con los archivos abiertos. 

En conclusión, cuando se extrae de una forma segura el USB se está garantizando que cada uno de los datos almacenados en el dispositivo estén seguros. 

¿Qué puede llegar a pasar si no se extrae el USB de forma segura?

Cuando se introduce una USB en la computadora, el sistema operativo empieza a usar un proceso de escritura en caché.

Esto quiere decir que el dispositivo anfitrión no guarda completamente la escritura de la información en el USB. Solo va a guardar en la caché una parte de la información para culminarla luego. 

Esta escritura en caché permite que las aplicaciones puedan ejecutarse más rápido, esto se debe a que les aprueba seguir sin que esperen que las solicitudes de escritura de los datos tengan que escribirse dentro del disco. 

Aunque suene muy bien, lo cierto es que, precisamente esa escritura en caché hace que se eleven las posibilidades de perder datos. Al extraer la unidad USB antes de que la información en el caché se transfiera o, mientras lo hace, produce un daño en el archivo. 

Cuando se hace la extracción segura del USB se vacía la caché y los datos necesarios, además que se detiene cualquier proceso que ocurra en un segundo plano, por lo que se evita que se pierdan datos. 

Aunque parezca insignificante este simple paso puede ayudar mucho en la recuperación de datos de una empresa. La mejor forma de evitar la pérdida de esto, es asegurarse de cumplir con los protocolos indicados. Estos evitarán problemas mayores. 

En Digital Recovery contamos con una plantilla de profesionales especialistas en la recuperación de datos.

Tenemos una amplia plantilla de clientes que han confiado sus mayores problemas en nosotros debido a la pronta respuesta que brindamos.

Si llegaste a perder datos importantes de tu empresa por un dispositivo dañado, no dudes en asesorarte con nuestros profesionales.