• Seguridad Informática

¿La cinta magnética, puede usarse para que se conserven los datos o solo debe usarse como respaldo?

La cinta magnética es usada, ya sea como un medio de respaldo de datos, o como de archivo de datos durante mucho tiempo, pero… ¿cuál es la mejor opción para hacer uso de ella?

Antes de desarrollar todo este tema se deben tener en cuenta dos frases que se relacionan frecuentemente con la cinta magnética. La primera de ellas es “la cinta magnética murió”, y luego, “la cinta no tiene ningún papel en la IT moderna”.

En los últimos años se ha debatido muchísimas veces, y de una forma profunda, el papel que tiene como medio de almacenamiento de datos, desde hace mucho tiempo, la cinta.

Esta se inventó en 1928, más específicamente para la grabación de sonidos y, con el paso de los años, evolucionó hasta convertirse en un medio de almacenamiento de datos, de hecho, el más confiable, y por lo tanto el más usado. 

¿Por qué se debería usar la cinta digital?

Hay diferentes ventajas en el uso de la cinta magnética, en comparación a otros medios de almacenamiento. Entre sus ventajas se puede mencionar la longevidad que tiene, estas, a diferencia de otras formas que existen de almacenamiento, generalmente tienen una duración mayor y resultan menos susceptibles a los riesgos que se presentan en las unidades modernas.

En realidad, aún resulta posible la lectura de las cintas magnéticas con seguridad, después de 30 años. Mientras que el disco rígido, por ejemplo, tiene un promedio general de duración de tan solo cinco años. 

Las SSD, la computación en la Nube y las HDD corporativas no aportan la confiabilidad con la que cuentan la cinta, debido a que son proclives a que sufran de problemas lógicos o físicos. 

Caso contrario, en el caso de que el almacenamiento se haga respetando cada una de las especificaciones que tiene el fabricante, es posible que se lean los datos sobre la cinta magnética después del transcurso de décadas. 

Los sistemas modernos de almacenamiento dependen, en gran medida, de discos rígidos que están incorporados, esto se debe a sus velocidades de lectura y escritura son mayores. 

Muchas personas no saben que la cinta magnética, igualmente, puede resultar rápida. Solamente la lectura de una cinta, en ciertas circunstancias, alcanza casi cuatro veces una velocidad más rápida de la que cuenta un disco duro.

Pero, la escritura de cinta no resulta muy rápida como lo es la escritura de un disco rígido. Por lo que, si la velocidad no resulta una ventaja definitiva para el uso de las cintas magnéticas, además de la longevidad que tienen, ¿cuáles serían entonces las ventajas?

Costo

El costo que tiene la cinta es menor si se compara al que tienen los discos rígidos. Mientras que el costo para adquirir los sistemas principales de almacenamiento es elevado en los dos métodos, cuando se requiere un almacenamiento extra, la compra de cintas nuevas es más económica que la compra en disco rígido.

En la actualidad, las soluciones de los archivos modernos resultan más económicos y mejores, por lo que no es necesario, del todo, usar copias de respaldo para que se almacenen los datos.

Otros artículos